Tendencias que transformarán la distribución de seguros en 2020

2020 será el año definitivo en que la distribución de seguros deberá adaptar su modelo de negocio al mundo digital hasta ahora, especialmente los pequeños y medianos brókers, un poco reacios a afrontar estos cambios con determinación.

El temor a tener que hacer grandes inversiones parece disiparse gracias a la llegada de las insurtech al mercado, que lejos de ser una amenaza, se han convertido en un gran aliado para que agentes y corredores puedan digitalizarse sin tener que invertir una gran cantidad de dinero.

Los expertos de wefox han definido algunas de las tendencias para el próximo año haciendo especial hincapié en que 2020 será el año de la implementación de nuevos procesos digitales, del cross-selling y los seguros personalizados.

wefox recuerda que la digitalización es imprescindible y, aunque este proceso requiere de una inversión inicial, la sociedad demanda inmediatez, trato directo y mucha transparencia, corredurías y agentes pueden recurrir a partners que les permitan realizar este cambio, seguir creciendo y dando a sus clientes lo que les demandan sin realizar grandes desembolsos. 

El cross-selling se perfila como una de las principales tendencias del año ya que mejora la experiencia del cliente. Este próximo año las herramientas estarán mejor preparadas para evaluar mejor las características de los clientes y poder ofrecerles nuevos productos que se ajusten más a sus necesidades y estilos de vida. Esta técnica de venta de cruzada no sólo generará un beneficio mayor a las corredurías, sino que mejorará su reputación ya que ofrecerá a los clientes sólo aquello que se ajuste a su perfil de la mano de su corredor de confianza.

Los nuevos tiempos obligan a poner en el mercado nuevos productos. En los últimos años han cambiado los hábitos de la sociedad, la forma de moverse en la ciudad ha ido más allá del transporte público, el coche o la moto; el uso de la tecnología ha crecido provocando mayores cíberataques, más intrusivos y con mayores riesgos tanto para usuarios como para empresas, y el modelo de ocio ha derivado a la consolidación de una economía colaborativa. Las compañías sacan al mercado productos casi a diario, y la mediación debe estar alerta para ofrecer a sus clientes siempre el más idóneo, incluso seguros personalizados cuya cobertura se adapte a los hábitos o estilo de vida propio de cada cliente.

Nuevas formas de comunicación

El mundo del seguro siempre ha tenido fama de ser muy burocrático y con vocabulario complejo. Este 2020 se espera que las aplicaciones e insurtech vayan un paso más allá y continúen evolucionando, permitiendo a los clientes mejorar la comunicación, gestionar pólizas o consultar nuevos productos pudiendo preguntar cualquier duda en tiempo real y por diferentes canales (app, web, teléfono,…). Y es que las insurtech seguirán creciendo y se prevé que en poco más de 3 años suponga el 10% del sector de los seguros.

En definitiva, 2020 supondrá la digitalización definitiva de la distribución, pero no se puede dejar de lado que esta transformación requerirá cambios en los procesos de trabajo y la cultura de la organización. Este punto conllevará también un esfuerzo por parte de la empresa, pues se debe ayudar a los trabajadores en la implantación de las nuevas tecnologías, así como a los nuevos modelos de trabajo.

Fuente: Grupo Aseguranza

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.